20 de diciembre de 2011

Una pared, dos mundos. Una distancia, la nuestra. Ignorancia, ironía, imbécil. Bipolaridad, quizá vergüenza. Quién sabe. Odio, rabia, lágrimas, risas, alegría, miedo, temor, tú, yo , amor. Correr, llorar, reír, roce y distancia. Cariño y discrepancia. Luz, oscuridad, mañana, tarde o noche. Amar, amarte, te amo.

11 de diciembre de 2011

El silencio que guardé

No quiero escuchar más tus gritos, no quiero escuchar tu voz.
No quiero que te acerques, te tengo miedo, me das asco.
No me levantes la mano, sé que eres fuerte, no quiero comprobarlo sobre mi cuerpo.
No te creas un ganador. Estuve ciega, pero solo por un tiempo, ya no más. Callé demasiado, por vergüenza, por temor. Pero mírame, no te dejaré pasar una más. Eres un perdedor, siempre lo fuiste. Un perfecto cobarde.

1 de diciembre de 2011

Un adiós agridulce


Aquellos dos últimos besos se están quedando atrás. Crucé la puerta y empecé a caminar. Tengo que irme sin mirar atrás, sabiendo que te dejo en aquel café y que no te puedo volver a ver. Pienso que es lo mejor. Tú te olvidas de mí y yo de ti. Aunque duela admitirlo hay imposibles que no puedes realizar por mas empeño que pongas, por más ganas que tengas. No se puede. Y ahora estoy lejos de ti, la distancia se va haciendo más grande y atrás quedaron los dos últimos besos, tu perfume, tu mirada y tus caricias. Los momentos que juntos pasamos los escribí en un papel y lo tiré al mar, para que el agua se lleve todo lo que no podré volver a vivir. Recordé la primera vez que te vi, las presentaciones y la conversaciones de después, la manera en que nos acercamos poco a poco, cuando me prestaste tu hombro y cuando lo hice yo, las risas y las diversiones que me hiciste pasar y el tiempo que pasó. Y ahora estoy lejos de ti, la distancia se va haciendo más grande y atrás quedaron los dos últimos besos, tu perfume, tu mirada y tus caricias.