21 de septiembre de 2013

Espero que no tuvieras planes para hoy, porque he venido a por ti y no te voy a dar más opciones. Llama a quien quieras, invéntate historias, pero esta noche no vuelves a casa. Esta noche te voy a dar lo que deseabas. Hemos tenido tantas ocasiones, pero esta vez no hay escapatoria. Todo lo que habías imaginado, que no podíamos, todo lo que ya no podemos controlar.

Apartados del mundo voy a empezar por tu boca, despacio, sintiendo como tu deseo va aumentando. Tus manos van a acariciar todo mi cuerpo y yo encendida me voy a ir entregando poco a poco a ti, pero antes te voy a ir desnudando, y bajando con mi lengua por tu cintura.

Cuando mi excitación no pueda más y mi interior te pida a gritos, será mi turno para que me desnudes, quiero que me arranques la ropa, sin cuidado. Recórreme de arriba a abajo, haz lo que desees, pero no me tortures mucho, que van a estallar mis ganas de sentir como entras lentamente en mi, de darme ese placer que haga arquearme y de sentir tus fluidos mezclándose con los míos, de sentir los gemidos como última melodía de la noche.

Y seguir hasta caer rendidos, pero sobretodo no dejes de besarme, sabes que me encantan tus besos.