16 de noviembre de 2011

Mi verano se esfumó, ya no quedan más días de sol. Perdí la noción del tiempo. Me perdí entre los días de un calendario. Dije adiós al futuro que soñé. Decidí dejar atrás el pasado que me atormentó. Dejé la mente en blanco. Hice estallar 50 pensamientos en mi cabeza. Cerré los ojos, me dejé llevar. Me perdí. Viví días de invierno a 40º al sol. Retomé la soledad. Me refugié entre 4 paredes de papel. Se me resbalaron entre los dedos 56 días de verano. Y en ninguno de ellos dejé de pensar en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario