30 de abril de 2015

Quisiera no depender de un reloj y que tus brazos me rodearan hasta dejarme sin aire. Que me acerquen tanto a ti, que pueda escuchar cuando estoy encima tuyo y de tu boca salen leves gemidos. Que me abrazaras dejando la marca de tus dedos por mi espalda, pegándome tanto a ti, cumpliendo el deseo de ser solo uno. Que tus brazos me rodearan llevando mi cabeza sobre tu pecho y ahí quedarnos hasta perder por completo la noción del tiempo, porque al fin, no dependería de un reloj.

No hay comentarios:

Publicar un comentario